Qué es una empresa social: definición, tipos y características

La empresa social se define como aquella que busca y tiene por objetivo principal impactar positivamente en la sociedad o el medio ambiente. Según la explicación de la Comisión Europea, la misión de lograr un impacto social positivo está por encima de la consecución de beneficios por parte de los propietarios o accionistas. Además, la empresa social “opera proporcionando bienes y servicios para el mercado de manera emprendedora e innovadora” y “se gestiona de forma abierta y responsable”.

 

Empresa social, RSC y ONG: ¿son lo mismo?

 

El concepto de empresa social va más allá de la responsabilidad social corporativa, ya que tiene la obligación de impactar positivamente en lo social, medioambiental o económico, mientras que la RSC es un conjunto de acciones que buscan contrarrestar las posibles consecuencias negativas que las empresas pueden provocar en la sociedad y el planeta.

La empresa social también se diferencia de las ONG o empresas sin ánimo de lucro en que la primera consigue ser rentable y conseguir sus propios ingresos por medio de la venta de sus productos o servicios, mientras que las segundas dependen de otras vías de financiación como  las donaciones y no buscan la rentabilidad económica.

Características de una empresa social

Además de buscar el beneficio de la sociedad, una empresa social se caracteriza por lo siguiente: 

 

 Debe garantizar la igualdad de oportunidades de sus empleados y usuarios, evitando cualquier discriminación.

 

      Promueven la participación activa de la sociedad y la cooperación para conseguir sus fines sociales o medioambientales.

 

      Debe financiarse por ella misma y no depender de grandes poderes económicos.

 

      Usa la innovación y aporta los recursos suficientes para capacitar a sus usuarios.

 

      No busca el beneficio económico como objetivo principal, y sus ganancias deben invertirse en la consecución de su fin social.

Tipos de empresa social

Aunque los tipos y el concepto de empresa social son multidimensionales, la Comisión Europea también establece unos baremos para definir las tipologías de empresa social que existen. Así, la Comisión usa el término “empresa social” para dirigirse a los siguientes tipos de modelos de negocio:

 

  • Aquellos que tienen como motivo de la actividad comercial el bien común o social.
  • Aquellos que reinvierten sus ganancias en la consecución de uno o varios objetivos sociales.
  • Aquellos que utilizan métodos de organización o un sistema de propiedad con principios democráticos o participativos, enfocándose en la justicia social.

Los centros especiales de empleo son un tipo de empresa social porque buscan un bien común: asegurar un empleo remunerado y en condiciones dignas a los trabajadores y trabajadoras con discapacidad, velando por la plena inserción laboral de este sector de la población.

 

En el Centro Especial de Trabajo de la Fundación de Esclerosis Múltiple (Femcet) trabajamos para ser un referente de empresa social y que las personas con esclerosis múltiple y otras discapacidades sensoriales y/o físicas puedan desarrollar su trabajo en plenas condiciones.

 

En femcet mostramos compromiso con los valores de la Economía Social y Solidaria y nos hemos acreditado en el Balance Social 2020 de la XES (Red de Economía Solidaria). Con esta herramienta hemos podido medir el impacto de nuestra actividad para definirnos como empresa socialmente responsable en diferentes áreas: democracia, igualdad, compromiso ambiental, compromiso social, calidad laboral y calidad profesional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido