La importancia de la resiliencia en el trabajo

La resiliencia es “la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos” según la Real Academia Española. Es adaptarse y superar las adversidades, viéndose transformado positivamente por ellas.

Las personas resilientes tienen una gran capacidad para gestionar situaciones difíciles y tomar decisiones, afrontando los problemas con la mejor actitud positiva posible.

Aplicado al ámbito laboral, la resiliencia se refiere a la capacidad de la persona de afrontar las adversidades y adaptarse al puesto de trabajo, respondiendo a la presión y demandas y sabiéndose adaptar a los cambios. La resiliencia en el trabajo puede ayudar a superar dificultades como pueden ser los conflictos, el mobbing laboral, la ansiedad, el estrés o el burnout laboral.

Ejemplos de resiliencia en el trabajo

Como empleado o empleada, existen algunos ejemplos de actitudes de resiliencia para aplicar en el trabajo:

1. Crear comunidad con el equipo. Tener alianzas con tus compañeros y compañeras es una buena forma de tejer sinergias y superar dificultades en comunidad.

2. Celebrar los logros y los éxitos, tanto individuales como del equipo.

3. Proponer metas realistas. Muchas veces la presión de alcanzar objetivos muy por encima de las posibilidades de la persona crea estrés y ansiedad en los trabajadores y trabajadoras. Crear metas alcanzables puede ayudar a ser resiliente en el trabajo.

Resiliencia empresarial

La pandemia del coronavirus ha hecho más evidente que nunca la importancia de las personas en las empresas. Las empresas y por tanto, sus trabajadores, han tenido que adaptarse a un entorno laboral nuevo; Digitalización del trabajo, cambios laborales, gestión de la soledad en casa, pérdidas de familiares… y muchas compañías han empezado a ocuparse más que nunca de la salud mental y emocional de sus empleados y empleadas y de trabajar la resiliencia.

El equipo de femcet ha mostrado una gran resiliencia en el trabajo durante la pandemia, adaptándose a los cambios y garantizando la continuidad laboral de la plantilla. El Departamento de Recursos Humanos de Femcet ofrece apoyo psicológico a sus empleados a través de tres psicólogas que mantienen contacto semanal por videollamada, ayudando así a superar dificultades que pudieran surgir de la conciliación familiar o angustias generadas de la “nueva normalidad”.

Los empleados son el alma de las empresas y determinan si éstas se adaptan y prosperan o sucumben. La gestión de los recursos humanos implica que los trabajadores se sientan respaldados y valorados. La formación continua de los equipos es otro de los valores más tenido en cuenta por parte de los trabajadores para sentirse identificados con su empresa y conseguir ser más resilientes.

El  compromiso, entusiasmo y la productividad son las tres características más valiosas de la gestión de recursos humanos.

Trabajar la resiliencia empresarial requiere un cambio de mirada, considerando a los trabajadores como personas con problemas y dificultades. Por ello, muchas empresas seguimos adoptando actitudes de resiliencia, poniendo en el centro a nuestros empleados y apostando por su bienestar por delante de estructuras burocráticas, conscientes que la productividad de la empresa depende en gran parte de los trabajadores y trabajadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido