Informe sobre la brecha digital en la ciudad de Barcelona durante el 2020.

Un 10,7% de la població presenta limitaciones en el acceso a internet y el uso de las TIC por dificultades de acceso a la red, falta de dispositivos o falta de conocimiento.

La formación en herramientas digitales es clave en la ocupación de personas con discapacidad.

encuesta sobre tecnologia realizada a personas con discapacidad

El Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación BIT Habitado presentan, , el informe sobre la brecha digital en la ciudad durante el 2020. Una diagnosis sobre el nivel de acceso a internet y los diferentes usos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que tiene por objetivo mesurar el nivel de digitalización de la ciudadanía e identificar las necesidades y oportunidades presentes y futuras.

Los datos muestran como la brecha de conexión se ha reducido notablemente en Barcelona durante los últimos cuatro años y hoy el número de hogares no conectados es muy minoritario (8%) y muy concentrado en las personas de más de 74 años.

También refleja los factores más determinantes: la edad es un factor que condiciona el acceso entre la población de más edad pero sobre todo el uso que se hace de la red y de las TIC; el nivel formativo y la situación laboral influyen tanto en los usos como en la tipología de dispositivos que se utilizan; y la renta condiciona la posibilidad de teletrabajar y los recursos y habilidades para seguir la educación en línea, entre otros.
Por otro lado, el uso de las TIC se ha incrementado durante los últimos meses para un 62% de las .personas entrevistadas como consecuencia de la crisis sanitaria de la covid-19. El teletrabajo, la educación en línea y la Administración electrónica son las actividades que lideran este incremento.

Un 10,7% de la población presenta limitaciones en el acceso a internet y el uso de las TIC por dificultades de acceso a la red, carencia de dispositivos o carencia de conocimiento.

Tenemos que reducir la brecha digital, no solo con mayor inversión en infraestructuras y dispositivos, sino también contemplando la formación a determinados perfiles poblacionales más ajenos a la realidad digital.

La formación en herramientas digitales es clave para la ocupación de las personas con discapacidad.

Según el Informe Olivenza 2018 y el Informe “Tecnología y discapacidad – Fundación Adecco” respecto a las TIC en las personas con discapacidad, las principales necesidades y demandas concretas de las personas con discapacidad en relación a las TIC son:

●Reducir el precio de los dispositivos tecnológicos.
●Disponer de mayor información sobre accesibilidad de las TIC y ayudas técnicas.
●Promover cursos de formación que permitan al colectivo aumentar el uso de las nuevas tecnologías.
Respecto a la importancia de las TIC en la empleabilidad de las personas con discapacidad, las conclusiones son:
●9 de cada 10 personas con discapacidad encuestadas utilizan dispositivos tecnológicos en el trabajo para hacer sus tareas, realizando principalmente actividades de ofimática como intercambio de correos electrónicos, creación o edición de documentos electrónicos, introducción de datos en bases de datos y uso de aplicaciones para recibir tareas o instrucciones.
●Para un tercio de los encuestados sus tareas en el trabajo han cambiado a consecuencia de las TIC en los últimos meses. Creen poseer los conocimientos necesarios para ejercer sus cometidos.
●Entre los cambios que han provocado las TIC en el ámbito laboral de las personas con discapacidad que han participado en el estudio, el tiempo dedicado a la adquisición de conocimientos es el que más ha aumentado, seguido por una mayor facilidad de colaboración con los compañeros, una mayor independencia en la hora de organizar las tareas y un mayor seguimiento del rendimiento de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido