Qué es la inclusión social

La inclusión social consiste, según la definición de la Unión Europea,  en el proceso que asegura que aquellas personas que están en riesgo de pobreza y exclusión social tengan las oportunidades y recursos necesarios para participar completamente en la vida económica, social y cultural, disfrutando un nivel de vida y bienestar que se considere normal en la sociedad en la que ellos viven

La inclusión social es importante porque persigue la igualdad en derechos humanos de los individuos de una sociedad y la mejora integral de sus condiciones de vida, ofreciendo las mismas oportunidades y privilegios laborales, educativos, sociales y económicos que el resto de la sociedad. 

 

El derecho a la inclusión social coloca a las personas de una comunidad o colectivo en el centro. Está vinculado con la inserción, que son las actividades para integrar laboral o socialmente a las personas con dificultades o en riesgo de exclusión social. En este artículo te explicamos más en detalle sobre la inserción en el ámbito laboral. 

 

La inclusión social también está relacionada con la diversidad. Incluir e integrar a todos los individuos en situación de vulnerabilidad da como resultado una sociedad más diversa, y por tanto, más valiosa, rica e igualitaria. 

 

Para lograr la inclusión social se necesitan medidas como el acceso universal al sistema público educativo y de salud, el fomento de la inserción laboral y la garantía de tener una vivienda digna. Algunos ejemplos de planes para promover la inclusión social son las becas para estudiantes de bajos recursos, las políticas de participación laboral de mujeres, jóvenes, minorías étnicas o personas discapacitadas, el fomento de viviendas para alquiler social o el acceso a formación gratuita sobre nuevas tecnologías de la información y la comunicación, entre otras. 

People vector created by pch.vector - www.freepik.com

La inclusión social constituyó una de las once prioridades de la política de cohesión para 2014-2020 de la UE (objetivo temático 9). Además, la administración estatal española desarrolla un conjunto de programas sociales en cooperación con las comunidades autónomas, entre ellos la elaboración, seguimiento y evaluación de los Planes Nacionales de Acción para la Inclusión Social de acuerdo con la Estrategia Europea de inclusión social. 

 

Qué es la inclusión social de las personas con discapacidad 

 

La inclusión social de las personas con discapacidad entiende que todos los aspectos de la vida de este colectivo deben ser respetados al máximo de sus capacidades y deseos, aprovechando sus habilidades y pudiendo ejercer sus derechos con todas las garantías en todas las etapas de la vida.

 

Para lograr la inclusión social de las personas con discapacidad se deben cambiar las actitudes excluyentes de la sociedad por las incluyentes, eliminar las barreras físicas, mentales y discriminatorias y asegurar el cumplimiento de la legislación vigente.  

 

En España, la Ley General de Discapacidad (LGD, Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre), denominada “Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social”, habla en su artículo 2 sobre la inclusión social, y la define como “el principio en virtud del cual la sociedad promueve valores compartidos orientados al bien común y a la cohesión social, permitiendo que todas las personas con discapacidad tengan las oportunidades y recursos necesarios para participar plenamente en la vida política, económica, social, educativa, laboral y cultural, y para disfrutar de unas condiciones de vida en igualdad con los demás”. 

 

La LGD desarrolla diferentes acciones para lograr la inclusión social de las personas con discapacidad, como son los programas de atención integral, el apoyo para la actividad profesional, la garantía de una educación inclusiva y adaptada a las necesidades y la reserva de viviendas para este colectivo. 

 

A nivel internacional, la Estrategia de las Naciones Unidas para la Inclusión de la Discapacidad quiere asegurar de forma integral, a través de su política y su marco de rendición de cuentas, que el sistema de las NNUU esté en condiciones de lograr la inclusión social de las personas con discapacidad. Para garantizar que los individuos con discapacidad estén plenamente integrados en la sociedad, se examinará la estrategia tras cinco años y se actualizará según sea necesario. 

 

Esta Estrategia constituye el marco institucional para la aplicación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

 

Social photo created by freepik - www.freepik.com

Esta Estrategia constituye el marco institucional para la aplicación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

La inclusión social y el femcet

 

Una de las medidas para garantizar la inclusión social de las personas con discapacidad es la creación de los centros especiales de empleo. 

 

Desde el femcet trabajamos por la inclusión social de las personas con discapacidad a través de su integración en el mercado laboral. Buscamos mejorar la calidad sociolaboral dentro del trabajo, facilitando oportunidades, potenciando capacidades y minimizando las posibles limitaciones. 

 

El femcet fue el primer centro especial de empleo de trabajo destinado a personas con esclerosis múltiple. Actualmente, el 90% de nuestra plantilla está formada por personas con alguna discapacidad física o sensorial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido