Qué es una empresa inclusiva y sus características

La empresa inclusiva es aquella que contrata a personas con discapacidad, y en general a cualquier individuo en igualdad de condiciones y oportunidades, sin importar su género, raza, clase socioeconómica, edad, religión u orientación sexual.

Las empresas inclusivas promueven la diversidad en sus equipos de trabajo, y son un factor elemental para luchar contra la exclusión y la discriminación laboral de ciertos colectivos y una herramienta para lograr su plena inclusión social



Características de la empresa inclusiva

La empresa diversa e inclusiva reúne una serie de condiciones: 

 

  • Abogan por una contratación transparente que permita la igualdad de oportunidades y de acceso al trabajo, sin importar las características de la persona. No aplica criterios de prejuicio, ni factores excluyentes o de priorización. 

 

  • Sus valores están alineados con la solidaridad, la comunidad y la cohesión social, y son espacios libres de cualquier tipo de discriminación. 

 

  • Existe una igualdad de condiciones real en la empresa. La diferencia salarial solo puede venir motivada por currículum y experiencia laboral, pero no por condicionantes de género o raza, entre otros.

 

  • Facilitan la conciliación profesional con la vida personal. Por ejemplo, están dotadas de espacios para cuidar de los infantes o bebés y/o aportan flexibilización horaria. 

 

  • El puesto de trabajo se adapta a las condiciones y necesidades de la persona, especialmente si pertenece a un grupo en riesgo de exclusión social. 
  • El espacio físico piensa también en las personas con discapacidad física, sin existir barreras arquitectónicas.

 

  • Hace partícipes a sus trabajadores de las decisiones y valores, creando canales internos de información veraces y transparentes, y animan a los trabajadores a que aporten su opinión y nuevas ideas. 

 

  • Participan en la comunidad y con otras organizaciones del mismo sector, aportando valor a la sociedad. 

 

  • Se ocupan de su impacto social, es decir, de las posibles consecuencias medioambientales, sociales y económicas que su actividad produce. 

 

  • La gestión y dirección de la empresa se realiza de forma abierta y responsable. 

Beneficios de ser una empresa inclusiva

Ser una empresa inclusiva conlleva múltiples beneficios: 

 

  • Los trabajadores y trabajadoras se sienten parte de la empresa, fomentando el trabajo en equipo y el buen clima laboral. 

 

  • Contribuyen a la inserción laboral, acompañando e incorporando al mercado laboral a aquellas personas con dificultades en el acceso normativo al empleo, como son las personas con discapacidad. 

 

  • Al contar con espacios para la participación activa de sus trabajadores, son empresas transparentes y equitativas

 

  • Los equipos de trabajo son diversos y heterogéneos, lo que facilita la innovación y la creatividad. 

 

  • Fomentan la motivación, al facilitar la libertad de expresión y opinión. Esto hace que los trabajadores tengan un sentimiento de pertenencia y se sientan valorados, lo cual tiene repercusiones positivas en la productividad. 



Femcet es una empresa inclusiva

Los centros de empleo como el de la Fundación de Esclerosis Múltiple son empresas inclusivas, ya que fomentan la contratación de las personas con discapacidad. Trabajamos en ofrecer externalización de servicios de administración, contact center, y manipulación de producto a las empresas que lo necesitan, y el 90% de nuestro equipo está formado por personas con alguna discapacidad física o sensorial. Si tu empresa busca ganar en diversidad y ser una organización inclusiva, contacta con nosotros.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido